01 de septiembre

 ALEGRÍAS QUE DAN LOS REYES

Hay matrimonios que, de la noche a la mañana, reciben la gran sorpresa. Él se llamaba Luis, y ella se llamaba Ana y llevaban veintitrés años de matrimonio sin poder tener hijos y, además, en medio de engaños mutuos, calumnias y rumores.

Y sucedió que, después de veintitrés años, Ana quedó en embarazo y Luis se llenó de alegría. La historia sería una más, si no tuviéramos en cuenta que Doña Ana era Ana de Austria y don Luis era Luis XII, rey de Francia.

Así que aquel niño que acababa de nacer, después de 23 años de esfuerzos, era nada más ni nada menos que Luis XIV, a quien la historia lo bautizó después como el Rey Sol.

Cuando Luis XIII murió, el pequeño Luis XIV, tenía apenas cinco años, y de esa edad se convirtió en nuevo rey de Francia y empezó a gobernar, por lo menos en teoría. Quien en verdad gobernaba era el cardenal Mazarino que, en secreto, había contraído matrimonio con la reina viuda.

Llegado a la mayoría de edad, Luis XIV se convirtió en un rey déspota y quitó de en medio a todos aquellos que pretendían limitar su poder con ansias absolutistas.

Entonces bajo el gobierno de Luis XIV, llamado el rey Sol, Francia conoció todos los extremos: la pobreza en su máxima expresión, y la riqueza el lujo y la pompa en extremos demenciales

01-09-luis_xiv-02
Y mientras se construía un castillo de esplendor con trabajadores esclavizados, el pueblo francés no alcanzaba a tener un pan mínimo y digno para llevar a la boca.

Pero todos los seres tienen un final. Y a pesar de su soberbia y su pompa, de su lujo inhumano en medio de la inhumana pobreza, Luis XIV murió un día como hoy, 1 de septiembre de 1715.

Y cuando el pueblo de París supo la noticia de su muerte, todos se lanzaron a las calles a una de las más grandes fiestas del siglo, y hubo orgías en medio del júbilo desbordante, y todos comieron y bebieron y bailaron y cantaron como nunca en su vida lo habían hecho.

Fue un día como hoy, 1 de septiembre de 1715, cuando París tuvo su fiesta irrepetible. Irrepetible porque los reyes solo mueren una sola vez.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook