04 de enero

UN PERSONAJE CON UN SUEÑO

Un personaje llamado don Francisco Torquemada era el peor usurero que nadie hubiera podido imaginar. Nunca supo de las lágrimas ajenas, y tampoco le importó el llanto de huérfanos o viudas a los que dejó en la calle.

Aquel oscuro personaje era viudo y tenía dos hijos. Uno de ellos era Valentín, joven de extraordinario talento, a diferencia de su padre, generoso, amado y admirado por todos los que lo conocían.

Pero quiso la vida que aquel joven, centro de atención de todos a su alrededor, y dotado de todas las virtudes y ventajas, fuese atacado por una traidora enfermedad.

Don Francisco, el usurero, supuso que aquello era un castigo del cielo por su mal comportamiento, y que Dios lo amenazaba con llevarse a su hijo.

Entonces, para agradar a su Dios y para borrar sus pecados, cometió inusitadas locuras ajenas a sus intereses:

Se portó generoso con unos inquilinos que le debían el arriendo, regaló un abrigo viejo a un mendigo que se moría de frío, hizo un préstamo sin intereses a un artista pobre, y así, fue dejando caer una moneda por acá, y otra moneda por allá… Pero no se trataba de eso. Al final, a pesar de los esfuerzos espirituales, la muerte le arrebató a su hijo.

Esta historia, que podría ser de la vida real, es una novela del gran escritor Benito Pérez Galdós, quizás el más grande novelista español después de Miguel de Cervantes Saavedra.

04-01-galdos-02

Benito Perez Galdós, justo merecedor del Premio Nobel de Literatura, nunca recibió esta distinción por su anticlericalismo y por sus posiciones políticas radicales.

Y estaba muriendo un día como hoy, 4 de enero de 1920. Y lo recordamos con orgullo por su valor humano, por sus sueños expresados en aquella frase clara y profunda:

Simplemente tengo un sueño y es la distribución equitativa del bienestar humano”

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook