10 de diciembre

¡FRAILECITOS A MÍ!

Un muchacho joven, hijo de mineros, fue sorprendido en mitad del campo por una violenta tempestad. En medio del pánico ante los relámpagos, le pidió a Dios que no lo matara a cambio de hacerse monje.

En efecto, tiempo después cesó la tempestad, el muchacho conservó la vida, y quiso cumplir su promesa, así que eligió la carrera religiosa.

Aquel hombre se llamaba Martín Lutero y estaba destinado a cambiar la historia del catolicismo y, de paso, la historia del mundo occidental.

En aquel momento se habían acumulado vigorosos cambios económicos y sociales. En parte como consecuencia de las cruzadas, había aparecido en Europa una nueva clase de comerciantes, burgueses y banqueros que exigían nuevas organizaciones sociales y aspiraban al poder.

Mientras tanto, la iglesia en Roma mantenía un rígido poder de estilo feudal, y agobiaba a la población con bulas e impuestos crecientes para sostener su ritmo de gastos.

En roma el Papa era León X, descendiente de una familia de intelectuales y artistas, decía:

“Si el poder y el dinero no sirven para crear arte y belleza, entonces no sirve para nada”

Entonces, para poder financiar las portentosas obras arquitectónicas, imaginó que la mejor manera de obtener dinero era ahorrarle a la gente el miedo al infierno.

10-12-Lutero-02La gente empezó a pagar dinero para que le fueran perdonados sus pecados, y el Papa pensó que aquellas indulgencias las podría seguir vendiendo sin límites, pero se encontró con un monje que protestó contra lo que consideraba un simple negocio.

Ese monje era Martín Lutero que rechazó lo que consideraba un negocio de Roma. El Papa, entonces, respondió con una bula exigiendo a Lutero que se arrepintiera. Lutero despreció la advertencia y quemó en público la bula papal.

Aquello fue el rompimiento definitivo y el nacimiento de la iglesia protestante.

La quema de la bula papal, fue un día como hoy, 10 de diciembre de 1520.

Y aquel acto de rebeldía, de un joven asustado por una tempestad, nos recuerda que cuando el mundo está cambiando, una sola chispa, puede incendiar la pradera.

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook