13 de mayo

 ALMAFUERTE, EL VERSO ENCENDIDO

Jorge Luis Borges cuenta que él era un niño de seis o siete años, cuando una noche llegó alguien a su casa que marcó su vida para siempre: Era un hombre que bordeaba los cincuenta años, aunque seguro aparentaba muchos más.

Era un personaje de barba blanca, rostro noble, barba de apóstol y una mirada de suave tristeza.

Cuando el hombre empezó a hablar, en la sala se hizo un silencio religioso, pero Borges recuerda que en su alma de niño retumbaban la voz y las palabras iluminadas, telúricas de aquel personaje.

Se llamaba Pedro Bonifacio Palacios y antes había sido maestro de escuela, hasta que sus opiniones sobre el gobierno de turno, le prohibieron seguir enseñando a sus alumnos.

13-05-almafuerte02Tal vez el nombre de Pedro Bonifacio Palacios no signifique mucho para muchos, pero este poema, en el cual se refleja su imbatible estatura de guerrero indestructible

No te des por vencido, ni aun vencido, no te sientas esclavo, ni aun esclavo; trémulo de pavor, piénsate bravo, y arremete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo; no la cobarde estupidez del pavo que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora; o como Lucifer, que nunca reza; o como el robledal, cuya grandeza necesita del agua y no la implora…

Que muerda y vocifere vengadora, ya rodando en el polvo, tu cabeza!

Ese era, así escribía Pedro Bonifacio Palacios, más conocido como Almafuerte, el maestro poeta, el poeta maestro. Y estaba naciendo un día como hoy, 13 de mayo de 1854.

Feliz cumpleaños, Maestro, más allá del silencio y del misterio.

Y que donde quiera que te encuentres, ¡que muerda y vocifere vengadora, ya rodando en el polvo, tu cabeza!

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook