17 de noviembre

EL MÁRMOL HECHO BESO

Una noche, en su taller de artista, un escultor que pasaba de los cincuenta años recibió la visita de una admiradora suya que apenas llegaba a los 21 años.

Aquella noche, en medio de la soledad, ella se ofreció a posar para él y cubrió su cuerpo con una tela transparente que dejaba adivinar la belleza sensual de sus formas.

Durante horas, el escultor la contempló arrobado mientras intentaba modelar su figura en un bloque de mármol.

De cuando en cuando, el escultor se acercaba a la jovencita y descubría y acariciaba su cuerpo para sentirlo mejor, para poderlo reflejar en toda su belleza sobre el mármol duro.

Cuando ella le dijo

“Tómame, porque será mi primera vez”

Él le respondió que aquella noche él era un artista, no un hombre. Y concluyeron aquella sesión de escultura sin más incidentes. Después, en otros momentos, sí compartieron el amor.

Pero esa es otra historia. Aquella jovencita que aun no tenía experiencias en el amor, era Isadora Duncan, famosa danzarina norteamericana, recién llegada a París. Y él era Augusto Rodin, uno de los más preclaros escultores del siglo XIX y XX.

17-11-rodin02Para Rodin, la escultura debía representar el estado interior de las personas, y por esa razón distorsionaba de manera sutil la anatomía de sus personajes.

Rodin, cuyas esculturas llegaron a generar escándalo por el realismo de sus cuerpos, estaba muriendo un día como hoy, 17 de noviembre de 1917.

Y nos enseñó que inclusive el mármol y el bronce, pueden hacerse luz y beso y pensamiento, gracias al poder y a la magia del artista.

 

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook