17 de septiembre

 UN HOMBRE NO VENDIBLE

Cuando a mediados del siglo XIX nació en Cuba aquel niño de españoles, su padre, un sargento de severa formación y pobre cultura y escasa fortuna, decidió que tendría que llamarse José Julián.

Entonces aquel pequeño se llamó José Julián Martí Pérez, aunque la historia lo recuerda simplemente como José Martí.

Pronto, José Martí descubrió dos poderosas vocaciones: una fue la palabra y la otra la libertad.

Y en José Martí se conjugaron ambas para crear a un brillante intelectual, traductor, escritor, poeta, y revolucionario comprometido con la independencia de Cuba frente a España.

Cuando apenas tenía 16 años, publicó un primer artículo en una revista, llamando a unir esfuerzos en la lucha contra España. La respuesta no se hizo esperar: el gobierno español lo condenó a seis años de prisión.
17-09-joseMarti02
Tiempo después, al recuperar la libertad, pensó en buscar apoyo de sus compatriotas residentes en New York, Martí contactó con la poderosa colonia cubana y les pidió ayuda para comprar machetes y otras vituallas de guerra.

Pero los resultados fueron los más pobres: entre los varios millonarios cubanos residentes en los EE.UU, solo reunieron cincuenta dólares que Martí se los devolvió en forma inmediata.

Martí nunca desmayó en su empeño y continuó en su tarea de intelectual y agitador y un día como hoy, 17 de septiembre de 1879 el gobierno español lo volvió a detener, acusándolo de conspiración.

Martí supo de la cárcel y la represión, pero nunca perdió la fe en sus ideales. Cuando el gobierno español le ofreció cambiar la prisión por una declaración de arrepentimiento, martí gritó: “!Martí no es vendible!”. Por eso, recordémoslo cuando nos dijo:

“En el mundo ha de haber cierta cantidad de luz, como ha de haber cierta cantidad de decoro. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres.”

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook