21 de enero

PROFETAS Y SACAMUELAS

Hubo en Brasil, en el siglo XVIII, unos profetas extraños, que recorrían los pueblos. Generalmente eran ingleses o franceses que habían caminado mucho mundo, y que llevaban un maletín lleno de objetos extraños… y la cabeza llena de ideas.

Las ideas, después de haber visto tanto mundo, eran casi siempre rebeldes. Y los objetos extraños de sus maletines, servían para aliviar el dolor de muelas. Eran los dentistas ambulantes de la época.

21-01-tiradentes-02Y en ese mismo siglo hubo un muchacho brasilero llamado José Joaquín da Silva Xavier, que se había iniciado como arriero, hasta que coincidió con aquellos dentistas ambulantes de los cuales aprendió el oficio.

Aquellos dentistas iban de pueblo en pueblo dejando a la gente con algunas muelas de menos, pero con algunos libros de más. Y esos libros se convirtieron en semilla de muchos sueños que antes parecían imposibles.

Por ejemplo, el sueño de la libertad e independencia frente al imperio, que también caló hondo en José Joaquín da Silva Xavier, que desde entonces recorrió el país predicando la insurrección, y sacando muelas. Por eso lo llamaron Tiradentes.

Y Tiradentes operaba y exponía cómo sería la lucha, la libertad de los esclavos, la propiedad de la tierra, las escuelas para los niños y para los viejos que quisieran aprender a leer…

Tiradentes al final fue mártir de sus sueños, y le arrebataron su vida un día como hoy, 21 de enero de 1792.

Y desde más allá del silencio y de la nada, su imagen sigue siendo una luz para calmar las desesperanzas y los dolores de los humanos.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook