22 de marzo

 EL GENIO ALEMAN

Cuenta una leyenda medieval, que un gran sabio entre los sabios, ya pasado los ochenta años, se preguntó por los placeres de la vida que se agotaba, y de los que nunca pudo disfrutar.

Dice la imaginación popular que¸ante las dudas y ansiedades del anciano sabio, Dios autorizó al Demonio para tentarlo y descubrir cuán fuerte era el espíritu de aquel hombre.

La propuesta del demonio era simple, pero irresistible:

Volverás a la juventud, con todo su vigor y su alegría. Conocerás los gozos del amor con las más bellas mujeres. Y a cambio de eso, firmaremos un pacto…”

Y el hombre aceptó. A cambio, habría de entregarle su alma al demonio. Entonces ya rejuvenecido, supo de los placeres del amor, y conoció a la mujer inocente y casta a la que hizo suya, siempre, con la ayuda del demonio.

A partir de allí se desencadenan las tragedias, tanto para el sabio, como para la mujer seducida.
22-03-Wolfgang_Goethe02

Este relato, que tiene como base una ingenua leyenda medieval, se conoce en la literatura como Fausto, obra del escritor alemán Johann Wolfgang Goethe, orgullo cultural de Alemania.

Goethe fue un niño tan precoz, que a los once años escribió un complicado drama en el que intervenían siete personajes. ¡Y cada uno de ellos hablaba un idioma diferente!

Finalmente, y sin venderle ningún alma a ningún demonio, Goethe conoció todos los placeres de esta vida: en especial los de la ciencia y los del arte, los de saberse reconocido y amado por el pueblo alemán.

Pero todo tiene un fin. Y un día como hoy, 22, ese mismo pueblo alemán, lloró su partida… Johann Wolfgan Goethe: orgullo de la ciencia y la literatura para Alemania, y del género humano.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook