25 de marzo

 BANDERA DE AMOR Y LIBERTAD

Tal vez Latinoamérica, injustamente, no conozca al primero de sus hijos con historia y con estatura universal. Este personaje se llamó Francisco Miranda, venezolano, y vistió y defendió el uniforme militar de España, en batallas en el continente africano. Y también tuvo activa participación en la revolución francesa y dirigió más de una memorable batalla en territorios europeos. Francisco Miranda honró también el uniforme de los revolucionarios norteamericanos, cuando el pueblo de los EEUU luchaba por su independencia frente a Inglaterra. Por su fama en toda Europa, como bravo combatiente, llegó inclusive a vestir el uniforme del ejército ruso, como una concesión de la Emperatriz Catalina. Tres continentes vieron su accionar de guerrero, y lo vieron en los grandes acontecimientos de la historia: La revolución francesa, la independencia de los EEUU y la independencia de los países latinoamericanos. Cuando soñó con una gran patria latinoamericana libre, también vivió el gran amor de su vida. Era una mujer sueca que le pedía venir a América, y acompañarlo en su lucha. Francisco de Miranda le advirtió que estas tierras eran duras, hostiles, peligrosas, para una mujer como ella. Pero le prometió, de todas maneras, traerla en forma simbólica a América:

La bandera revolucionaria tendrá el amarillo de tus cabellos, el azul de tus ojos, y el rojo de tus labios. Así estarás conmigo, en mis sueños y en mi lucha, desde el primer día

Y Miranda cumplió lo prometido. Un día llegó a Ocumare, Venezuela, con tres barcos con armas y combatientes contra el imperio español.

25-03-FranciscoMiranda02

Esos barcos, por primera vez, izaban la bandera tricolor. Era un día como hoy, 25 de marzo de 1806. Detrás del simbolismo de los colores de la bandera, se agita toda una historia de compromiso con la libertad y con la dignidad humana. Y también una historia de amor, del primer combatiente universal de América Latina: Francisco Miranda

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook