4 de noviembre

LOS DIOSES MUEREN JÓVENES

Cuentan que alguna vez el escritor Goethe tuvo la oportunidad de recibir en su casa a un niño que era un prodigio musical.

Aquel niño, que apenas se podía sentar al piano, interpretó de tal manera bellas melodías compuestas por él, que Goethe dijo:

“Si alguna vez un ser humano se encontrara triste, bastaría con escuchar este regalo de la vida y del talento. Este niño es el asombro convertido en música”.

Ese niño se llamaba Jakob Ludwig Felix Mendelssohn-Bartholdy, y el mundo lo conoció, simplemente, como Felix Mendelssohn.

A veces se cree que los artistas se tienen que levantar desde las más adversas condiciones, para llegar a la perfección de sus habilidades. Pero ese no fue el caso de Mendelssohn.

Su familia era de banqueros adinerados, y cuando Menelssohn tenía cinco años, ya tenía una profesora piano formada en Paris y un profesor de composición de Berlin.

A los nueve años, Mendelssohn hizo su primera aparición en público, y el teatro estalló en aplausos que, algunos dicen, todavía resuenan en sus pardes.

04-11-Mendelssohn02Pero no había límites para Mndelssohn porque a los 13 años compuso su primera obra publicada, un cuarteto para piano, recibida con admiración por los melómanos y la crítica.

Pero los griegos decían que los dioses mueren jóvenes, y parece que Mendelsohn hubiese sido uno de ellos porque, tras brillantes composiciones musicales, Mendelssohn desapareció a los 38 años.

Fue un día como hoy, 4 de noviembre de 1847. Y desde entonces, su música lucha por llenar los espacios, que están más vacíos sin su presencia.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook