7 de noviembre

LA POLACA PRECOZ

Hubo una niña nacida en Polonia, y su padre era un maestro que tenía algunas dificultades con el director de la escuela.

Entonces aquella niña, en venganza, inventó un explosivo con el que voló en mil añicos la muñeca de su compañerita, que era hija del director de la escuela.

Aquello de fabricar explosivos para despedazar muñecas la había aprendido en un libro de física y química que su padre tenía en alguna parte y que había leído en sus horas se ocio. La niña se llamaba María Sklododowska y más tarde el mundo la conoció como María Curie

Años más tardes, en medio de indecibles penurias económicas, aquella jovencita viajó a estudiar a París para conocer lo que más quería: la ciencia. En particular, física y química.

Los estudiantes se preguntaban: ¿Quién es esa muchacha de aspecto tímido, de gesto decidido, que viste de manera tan pobre?

Nadie lo sabía a ciencia cierta y respondían: “Es una extranjera de nombre impronunciable. Se sienta siempre en la primera fila en clase de física”

Esa mujer, de nombre impronunciable, de estilo solitario, entregó su vida en la búsqueda de elementos que hasta entonces eran desconocidos.

Eran los elementos radioactivos, de trascendental importancia en la medicina y en el avance posterior de la ciencia.
Después de varios años, Maria Sklodowska, María Curie, logró aislar el elemento conocido como radio.

Pero a lo largo de todo ese tiempo, ella estuvo sometida a pobres condiciones de vida, a extenuantes jornadas de trabajo, y, lamentablemente, a la acción del nuevo elemento descubierto por ella.

07-11-marie-curie2

 

Esa acción era la radioactividad, mortal, por supuesto, pero hasta entonces desconocida, que finalmente acabó con su brillante vida.

El trabajo de investigación le mereció a María Curie, durante más de cincuenta años, ser la única persona ganadora de dos premios Nobel: el de física y el de química.

Maria Curie, para gloria de la ciencia, había nacido un día como hoy, 7 de noviembre de 1867. Y su nombre está escrito con todos los honores no solo entre los personajes de ciencia, sino entre esa categoría extraña de los más nobles seres humanos.

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook