Archive | Historias de la Vida y del Ajedrez

Acá van algunas de los varios centenares de historias que he publicado en su momento en el Diario Hoy, de Quito. Las iré renovando con los días, y cada semana se publicará en esta pagina, la historia que aparezca en el diario Hoy, en forma simultánea.

Las historias pueden ser comprendidas sin saber ajedrez. Y esa ha sido la idea: que la gente se acerque al ajedrez y descubra la alegría, la pasión y la muerte, las luchas feroces e inteligentes que se desarrollan en ese universo de 64 casillas.

Como dice el  poema de Borges, “cuando los jugadores se hayan ido, cuando el tiempo los haya consumido, ciertamente no habrá cesado el rito”. Y , además, algunas otras frases sobre el juego ciencia.

¿Por quién doblan las campanas?

Absurdo pero cierto: sucedió en Quito, siglo XVII, en el convento de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Allí, una mañana, la monja Anatolia de la Transfiguración de repente vio con terror una nube de muchos colores: verdes aterciopelados, azules iridiscentes, rojos escarlata, negros. La nube desprendía un zumbido penetrante. Era la más grande concentración […]

Continue Reading 0

Dos historias bestiales

La primera sucedió en Suráfrica. Me la contó Dan Krog, un agricultor, a orillas del río Limpopo, columna vertebral de tierras dedicadas a la agricultura. El hombre poseía 10 hectáreas de maíz que eran toda su riqueza. Pero la competencia la tenía no solo con otros productores, sino con unos seres monumentales que, últimamente, llegaban […]

Continue Reading 0

Es cuestión de pelotas

Siete mil millones de personas quedaríamos indiferentes si mañana nos contaran que ha sido borrada del mapa toda la burocracia de las Naciones Unidas. Pero si la noticia fuera que no habrá Campeonato Mundial de Fútbol, el planeta entraría en shock. Cuántos negocios a la bancarrota. Cuántas alegrías nacionales por el suelo. A propósito, un […]

Continue Reading 0

¿A qué jugaba Kennedy?

El destino teje momentos misteriosos y juega extrañas partidas de ajedrez en las que, al final, todos recibiremos mate. Por ejemplo, al presidente John F. Kennedy supuestamente lo asesinó Lee Harvey Oswald. Pero en verdad lo mató una rubia juguetona y una erección indeseada. El presidente Kennedy nunca imaginó que una travesura pudiera costarle la […]

Continue Reading 5

Facebook