Con imaginación, no desmayar

Julio Verne, el famoso escritor francés, recibió dieciséis portazos en la nariz de parte de sus editores que no quisieron aceptar sus obras. Más de uno le dijo: ¿Quién podrá estar interesado en sus historietas, señor Verne?. Pero Verne, que se sabía narrador, nunca desmayó y tras la publicación de su primera obra se convirtió en el escritor más leído de Francia. Eso fue cierto en su tiempo.

Jules_Verne02

Y sigue siéndolo hoy, y no solo eso: sigue siendo el escritor más traducido, aunque muchas veces su nombre no aparezca en antologías de grandes escritores franceses.

Es que “se ha puesto de moda”, entre algunos intelectualillos refinados, mirar con desdén la obra de Verne. Tal vez porque todo el mundo ha comprendido lo que el autor quiso contar.

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook