El tiempo corre

Algunas tribus africanas mantienen una sana costumbre en sus asambleas, en las cuales se exponen y discuten problemas, y se buscan soluciones comunitarias. Para evitar que algunos se apropien de la palabra más del tiempo debido, e impidan a otros el uso de la palabra, el orador debe hablar parado en un solo pie, y con las manos en alto. Cuando la persona pierde la posición, debe suspender de manera inmediata su discurso.

Una sana costumbre africana que no estaría nada mal en algunos foros públicos donde, quizás por hablar de manera cómoda, transcurren las horas en las que no se dice nada.

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook