Bienvenidos

ramiro01Johannes Gutenberg, el orfebre alemán con mucha visión pero con poca suerte, estaría estremecido al ver hasta dónde ha llegado su invento.

Hoy, Internet es la imprenta cibernética, la más democrática de las revoluciones en la historia de la comunicación.

Todos nos hemos convertido en Prometeos para entregarnos mutuamente el fuego de la palabra con más facilidad de la que nunca hubiéramos podido imaginar.

Y siendo así, entonces que vengan los dioses para que sean derrotados: Ya nadie nos podrá atar a nada y no existirán águilas que se alimenten de nuestras entrañas.

prometeo2Actualmente, millones de personas en el mundo pueden ¡podemos! tener un periódico propio sin que tengamos el apellido Hearst, o publicar nuestro propio libro, sin esperar dieciséis portazos en la nariz, como los tuvo que sufrir Julio Verne, antes de que se le publicara el primero.

Bienvenidas, bienvenidos a esta aventura del pensamiento.
De ustedes espero las luces que iluminen estas páginas.

Facebook