RUFIAN

El rufián es un proxeneta, esto es, un delincuente que explota la prostitución. La palabra proviene del italiano ruffiano, registrado en esa lengua y también en francés con el mismo significado desde el siglo XIII.
Aunque el origen de ruffiano no es conocido, se ha señalado como probable que provenga del latín rufus (pelirrojo), debido a la costumbre de las prostitutas romanas de adornarse con pelucas rubias.

Todavía hoy es conocido, o al menos recordado por algunos, el prejuicio que existía antiguamente contra los pelirrojos, derivado de una versión según la cual Judas Iscariote habría tenido cabellos de ese color. En la Edad Media, también se afirmó en algunas regiones la idea de que las mujeres pelirrojas eran brujas y es posible que alguna de ellas haya muerto en la hoguera por esa razón.

Sin embargo, el etimólogo francés Jean Dubois apunta en una dirección diferente; para él, ruffiano provendría de roffia (costra, suciedad del cuerpo), palabra que a su vez se deriva del germánico hruf (flema). En fin: más allá del origen de la palabra, usted y yo sabemos a quiénes nos estamos refiriendo.

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook