TANGO

La primera vez que aparece escrita la palabra “tango” es en 1837 y todo parece apuntar, por su fonética, que a que tiene raíces africanas.
Pero ese tango primigenio no tiene mucha relación con el que, en el siglo XX, universalizan Gardel y tantos otros, porque “tango”, en el siglo XIX, eran las reuniones y fiestas de los esclavos negros que bailaban al ritmo de sus tambores.
El tango – como palabra — puede tener más de un padre africano. Quizás sea “tangu” que en lengua quimbundo hace referencia a un paso especial de baile. Otros afirman que proviene de una lengua que se habla en Sudán, el ibibio: allí, tamgu es una danza con tambores.

tango1

Pero la ruta de “tango” como palabra, y como ritmo, puede haber sido caprichosa. El ‘tanguillo’ se puso de moda en Andalucía, a mediados del siglo XIX, y al parecer llegó de Cuba, a donde había arribado la expresión desde África. Y pocos años más tarde, se empezó a escuchar y a bailar en los arrabales de Montevideo y Buenos Aires, ese ritmo que tiene un no se qué irresistible.

,

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook