Todo es mentira

La gente se maravilla ante los colores, como un regalo que la vida entrega al espíritu y a las pupilas. Los colores amarillos de los trigales o de los girasoles de Van Gogh. Los colores que logra Rembrandt o Renoir. Los colores de las flores. O de la camiseta del equipo de fútbol para algunos fanáticos. El color de los ojos de la amada, o de sus labios…

En fin: Los colores que los objetos tienen…. todo es mentira.

todoEsMentira02

En verdad, cuando vemos un objeto con un color determinado, lo que vemos es el color que el objeto NO TIENE. Es decir, vemos el color que rebota en el objeto. Cuando la luz llega, el objeto se traga todos los colores, menos el que vemos, que es el que el objeto rechaza y que aprecian nuestros ojos.

Por ejemplo, la bandera de Libia, que es verde, tiene todos los colores, menos el verde. Vemos el mundo al revés. En verdad, vemos el mundo en negativo.

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook