Todo, por los pies

Todo lo que los humanos hemos hecho, se lo debemos a las manos. Pero solo en apariencia. Para que las manos se pudieran liberar y empezáramos a utilizar herramientas y retro alimentar el crecimiento del cerebro, fue necesario que nuestros pies nos pudieran mantener en posición erecta.

Así que el viaje a la luna o las pirámides o el microchip son obra de nuestra inteligencia, pero ella está apoyada en nuestros pies, que están diseñados para ponernos de pie, y no para arrodillarnos. Aunque después de varios millones de años, muchos todavía no lo entiendan

No comments yet.

Deja un comentario

Facebook